Desquicia a taxistas preferencia de usuarios por Uber

Foto: 
Enfoque
 
David Portillo

Durante el fin de semana, el gremio de taxistas convencionales en Puebla demostró su desesperación ante la baja de servicios y optó por agredir a choferes del servicio privado Uber.

 

A través de redes sociales, taxistas han asegurado que continuarán con las agresiones a operadores de las Empresas de Redes de Transporte si "invaden" sus zonas de trabajo.

 

Incluso, han amenazado con hacerse pasar por "usuarios" y amedrentarlos si toman servicios en la Capu, pues argumentan que ellos sí pagan cuotas a la Central de Autobuses, y como mínimo les darían "permiso" si también hacen el mismo pago para levantar pasaje.

 

Recientemente, el Consejo Taxista reconoció la disminución (en su organización) del 50 % en servicios, entre el cobro en efectivo de Uber y la proliferación que han tenido los servicios ejecutivos con una mejor atención.

 

Además de la falta de higiene de algunos taxistas convencionales, cobros excesivos y el descuido de sus unidades, han orillado a la gente a pedir un servicio con una tarifa fija (Cabify) o estimada (Uber) que deciden aceptar o no, además de viajar en carros recientes.

 

En el caso del servicio tradicional, si lo piden por central, tienen pocas posibilidades de "regatear" el costo y deben aceptar la tarifa del operador, así como viajar en unidades con desperfectos.

 

En redes sociales, los taxistas han manifestado que no permitirán más abusos de las transnacionales, una de ellas es hacer el cobro en efectivo, cuando Uber lo tiene prohibido.

 

Sin embargo, la preferencia por el servicio privado se debe al hartazgo de un mal servicio, con cobros excesivos y hasta mal trato por parte de los trabajadores de negro con amarillo.