Pobladores han ajusticiado a más de una docena de pillos

 
Arturo Torres

Más de una docena de ajusticiamientos se registraron en la semana del 12 al 18 de junio, de vecinos cansados de la inseguridad en contra de delincuentes, quienes de milagro siguen vivos.

 

En esta nota estamos hablando solo de los casos que se ventilaron a través de fotografías y videos en redes sociales. Tal vez sea la mayor reacción de los habitantes de la que se tenga registro, quienes decidieron no matar a los ladrones, sino solo darles un escarmiento.

 

Lo que mostraron los vecinos es que ya están organizados y que están combatiendo el aumento en la inseguridad. El viernes por la noche, un delincuente fue brutalmente golpeado en la unidad Bosques de San Sebastián tras asaltar a transeúntes.

 

Ese mismo día, un ladrón de tráileres en La Resurrección recibió su paliza por los conductores de las pesas unidades tras ser sorprendido llevándose las baterías.

 

El sábado, en Izúcar de Matamoros, se salvaron de morir dos delincuentes cuando fueron capturados llevándose una camioneta ajena, marca Nissan con placas F67AKG del Distrito Federal. Los ladrones fueron arrastrados y finalmente rescatados por las autoridades.

 

El martes, un joven acusado de robar fue atrapado y amarrado a un poste en Xonacatepec. Pese a la golpiza, el masculino, molesto aseguró a los vecinos que le robaron a él su celular en la vía pública.

 

El lunes, una niña de 12 años fue capturada cuando ingresó a robar a una vivienda en la colonia Moctezuma. La menor recibió su merecido y finalmente fue entregada a la Fiscalía General del Estado.

 

En Imagen Poblana le dimos a conocer el caso del ladrón que recibió una paliza en la 111 Oriente, cuando escapaba en una motocicleta. El sujeto totalmente en llanto pedía que ya no le siguieran pegando.

 

Otros casos fueron el del delincuente golpeado en la unidad habitacional La Margarita por robar a transeúntes, otro que recibió su merecido en la 37 Oriente por robar a taxistas y dos más que estuvieron a punto de ser linchados en Amozoc y San Martín Texmelucan.