Pasar al contenido principal

Población lectora tiende a decrecer en México, según Molec

La población lectora en México mostró una tendencia decreciente de casi 10 por ciento en 2019, en comparación con el año 2015, según la encuesta del Módulo sobre Lectura (Molec) publicada este martes con motivo del "Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor".

 

"En los últimos cinco años, el porcentaje de población que leyó algún material considerado por el Módulo sobre Lectura (Molec) presentó un decremento cercano a los 10 puntos porcentuales: 84,2 por ciento en 2015 contra 74,8 por ciento en 2019", dijo en un informe del sondeo el Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi).

 

Las principales razones declaradas por la población entrevistada para no leer fueron: falta de tiempo (47,9 por ciento) y falta de interés (21,7 por ciento).

 

"De cada 100 personas de 18 y más años lectoras de los materiales considerados por el Módulo de Lectura 2019, 42 leyeron al menos un libro", mientras que en 2015 la proporción fue de 50 por cada 100.

 

La población lectora en la muestra encuestada declaró haber leído un promedio de 3,3 libros en el último año.

 

Además de libros, el 67,7 por ciento de la población alfabetizada lee materiales distintos como revistas, periódicos, historietas, páginas de Internet foros o blogs.

 

De la población alfabeta, tres de cada cuatro declararon haber leído alguno de esos materiales de lectura.

 

¿Qué lee la población mexicana?

 

El motivo principal para la lectura de libros y revistas entre los encuestados fue "por entretenimiento", mientras que la lectura de periódicos se asocia más al interés por cultura general.

 

La temática más leída en los libros fueron obras de literatura, con 42,5 por ciento, seguido de los relacionados con alguna materia o profesión, libro de texto o de uso universitario (34,1%) y de temas de "autoayuda", superación personal o religioso (26,6%).

 

Los asuntos más buscados por los lectores de revistas fueron relacionados con entretenimiento (31%), seguidos de los de bienestar o salud y cultura general o temas de interés (23,9%) y las revistas especializadas, técnicas o científicas (22,5%).

 

A pesar del incremento en el uso de las tecnologías de la información, predomina la preferencia de materiales impresos.

 

La asistencia a establecimientos de venta o préstamo de materiales de lectura es baja", dice el informe.

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO