Pasar al contenido principal
Sin temor a réplica

El agandalle disfrazado de Erika Díaz

Gustavo Mirón Reyes

Regresemos el tiempo poco más de 4 meses. El mismo lugar, la misma oradora, el mismo respaldo, pero diferente personaje. Todo por buscar o mantener un coto de poder a través del Gobierno del Estado.

 

En ese entonces, la presidenta del Consejo Taxista del Estado de Puebla (CTEP), Erika Díaz Flores, anunciaba con bombo y platillo la mega posada de este organismo, donde estaría presente la entonces gobernadora electa Martha Erika Alonso Hidalgo.

 

El tiempo pasó y todos sabemos el triste desenlace de la historia de la que sería la primera gobernadora de Puebla. Por supuesto, Erika Díaz le lloró e incluso señaló con dedo inquisidor a los rivales de Alonso Hidalgo como responsables de su muerte.

 

La memoria del ser humano es corta, muy corta. Ejemplo es que este lunes, Erika Díaz olvidó las lágrimas derramadas por Martha Erika, se dirigió al Antiguo Cazador y rindió pleitesía al que llamó “nuestro próximo gobernador”, Luis Miguel Barbosa Huerta.

 

Sí, se rindió ante un personaje al que hace meses no veía como aliado. Basta recordar que Erika Díaz fue delegada de mujeres en la campaña de Martha Erika Alonso y participó activamente a favor de la panista. Memoria corta, insisto.

 

Ante medios de comunicación, Erika Díaz anunció un foro donde supuestamente entregarán propuestas a Barbosa Huerta (falta ver si el candidato asiste). Lo hilarante es que la presidenta del CTEP ni siquiera sabía el nombre correcto de Luis Miguel Barbosa… o Miguel Ángel, como ella lo llamó.

 

Este asunto no termina acá, amable lector, pues este columnista se enteró que la estrategia de Erika Díaz va más allá que ahora unirse a Luis Miguel Barbosa, pues ha infiltrado gente en la campaña de Enrique Cárdenas… por si acaso.

 

Sí, la titular del CTEP tiene a su tío Abraham Díaz y a su hermana Joselin como parte de las personas que respaldan al candidato común del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, no vaya a ser que se junten los astros, revivan los mayas y Cárdenas termine ganando.

 

¿No nos cree? En la parte de abajo de este espacio encontrará la evidencia de lo que le menciono en estas líneas, para que usted saque sus mejores conclusiones.

 

Pero la cosa no se acaba acá, espérese un poco, ya mero termino. Erika Díaz no deja pasar ninguna oportunidad para hacer política a su favor, mucho menos si ya le estaba jurando amor eterno a Luis Miguel Barbosa.

 

Le echó flores reconociendo la intención de poner en la Secretaría de Salud a un doctor y de poner en la SEP a un maestro, pero ya encarrerada dijo que debería crear la Secretaría de Transportes y poner al frente a un personaje ligado al gremio transportistas.

 

¿Y quién creen que está ligada al gremio?

 

Pues sí, entre líneas Erika Díaz se candidatea para ser secretaria del Transporte. ¡Faltaba más!

 

Usted, amable lector, tiene la mejor opinión; por lo pronto, esta es la mía: ¡Vaya ridículo el de Erika Díaz!

 

air max 90 essential orange