Por Navidad, una foto con Santa Claus y ametralladora

Club de Armas de Scottsdale ha organizado un posado de fotos en el que familias tienen la "oportunidad única" de ser inmortalizados con Papá Noel y algunas de sus armas
Elvira Palomo
 
Un club de armas del estado de Arizona (Estados Unidos) propone a aquellos que compartan esta afición, o simplemente quieran probar una experiencia nueva, posar en una entrañable foto navideña con Santa Claus y todo su arsenal, incluidos rifles, fusiles de asalto y ametralladoras.
 
Por segundo año consecutivo y debido al éxito que tuvo la primera convocatoria el año pasado, el Club de Armas de Scottsdale ha organizado un particular posado de fotos en el que familias y entusiastas de las armas tienen una "oportunidad única" de ser inmortalizados con un Papá Noel y algunas de las armas más modernas de su arsenal.
 
Como telón de fondo, además de un papel que imita copos de nieve y el tradicional abeto decorado, los participantes pueden retratarse con una ametralladora multicañón Minigun Garwood valorada en 80.000 dólares.
 
También tienen la opción de elegir entre otras armas de fuego, que van desde pistolas hasta un fusil AR15s modificado, como el que utiliza el Ejército estadounidense.
 
Scottsdale, ubicada en el condado de Maricopa, en el estado de Arizona, es una ciudad de 240.000 habitantes cuya principal fuente de ingresos es el turismo.
 
El Club de Armas de Scottsdale presentó su iniciativa "Santa y sus ametralladoras" en 2010, reservada inicialmente solo para los miembros del club, pero la noticia corrió como la pólvora y unas 200 personas se alinearon en las puertas del club para conseguir su foto.
 
"Nuestros miembros e invitados disfrutaron del concepto y estamos encantados de traerlo de vuelta otra vez en esta temporada de vacaciones", dijo Ron Kennedy, director general del club en un comunicado enviado a Efe.
 
La idea surgió cuando uno de los miembros del club apareció vestido de Santa en 2010 y varios colegas y clientes quisieron tomarse fotos con él y sus armas.
 
Los medios de comunicación se hicieron eco de esta peculiar propuesta navideña y como resultado recibieron docenas de peticiones para que Santa volviera a la ciudad con su armamento.
 
"Después de numerosas peticiones, decidimos crear un ambiente seguro, controlado y familiar en la que nuestros socios, clientes e individuos interesados puedan tomarse una foto con Santa y el arma que elijan de manera segura".
 
Para tranquilidad de los usuarios, además, todas las armas están descargadas y con el seguro puesto.
 
La próxima oportunidad será el 10 de diciembre en la sede del club, en la que esperan recibir unas 1.500 personas.
 
Aquellos que no sean miembros tendrán que pagar 10 dólares y a cambio recibirán una copia impresa y digital de su foto conmemorativa.
 
Durante esta actividad, el club tiene expertos para asesorar a las familias sobre la selección de armas entre la que pueden elegir y la manera más segura de portarlas.
 
Asimismo, para los que estén interesados, ofrecen un curso básico sobre el uso básico de las armas y deportes relacionados en los que pueden poner en práctica sus habilidades.
 
El público es de lo más variopinto y abarca desde familias con niños, parejas, exmilitares, miembros de las fuerzas de seguridad y particulares que vienen de otros estados con leyes más estrictas sobre armas. "Todos comparten su entusiasmo por las armas y disfrutan de esta oportunidad única", asegura Kennedy.
 
Según Kennedy, las fotos con Santa Claus "no tienen objetivos particulares o mensaje" por parte de la organización, simplemente se trata de "responder a la petición de nuestros clientes".
 
Este club ofrece cursos y actividades para disparar y también tiene una tienda de casi 400 metros cuadrados en los que ofrece todo tipo de armas y accesorios como miras, cuchillos, fundas, que seguramente esperan que algunos de los fotografiados incluyan en su lista para Santa Claus.
imagenpoblana.com Por: EFE