El Tacaná es uno de los volcanes más peligrosos en México

En México, los volcanes Tacaná, Popocatépetl, el de Colima, Pico de Orizaba, el Ceboruco, Chichón y San Andrés Tuxtla son considerados como los de mayor índice de erupciones
Ildefonso Ochoa Argüello. Corresponsal
 
Tapachula, Chis.-  La posibilidad de una erupción es latente en el volcán Tacaná, ubicado en los límites de México y Guatemala, lo que podría tener serias consecuencias para la entidad, consideran expertos.
 
El investigador James Pierre Mont Saint señaló que el volcán Tacaná, que comparten como referencia limítrofe México y Guatemala, es considerado uno de los más peligrosos de ambas naciones.
 
Según las apreciaciones del ingeniero en geofísica, la posibilidad de que el “Coloso del sur” haga erupción es latente y, de ser así, podría traer severas consecuencias para la población y la economía de Chiapas y Guatemala, principalmente.
 
Mont Saint, quien realiza estudios privados de manera auspiciada a varios volcanes en el mundo, expuso que esa situación no debe ser causa de pánico, sino más bien una advertencia que anime a conjugar acciones preventivas entre la sociedad y los gobiernos de los dos países.
 
En entrevista, hizo un reconocimiento al gobierno de México por fortalecer los monitoreos del Tacaná en tiempo real, pues con ello se pueden detectar cambios en la actividad del coloso que permitan tomar acciones preventivas.
 
Recordó que desde hace un par de años, México puede registrar con precisión los sismos volcano-tectónicos con la utilización de cuatro estaciones sísmicas triaxiales, una de las cuales se ubica en la cima del Tacaná, a cuatro mil 30 metros sobre el nivel del mar, el más alto de la entidad.
 
Sobre ello, un reporte del Servicio Sismológico Nacional (SSN) detalla que efectúan el monitoreo y procesamiento de las señales sísmicas del volcán, el Instituto de Geofísica de la UNAM, la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, el Centro Nacional de Prevención de Desastres y Protección Civil de Chiapas y de Tapachula.
 
Con esos datos, las dependencias de gobierno tienen la posibilidad de tomar decisiones oportunas ante cualquier contingencia que se pudiera registrar.
 
En México, los volcanes Tacaná, Popocatépetl, el de Colima, Pico de Orizaba, el Ceboruco, Chichón y San Andrés Tuxtla son considerados como los de mayor índice de erupciones históricas y por tanto de posible actividad eruptiva en el futuro.
 
En el caso del Tacaná, se le reconocen períodos de explosiones freáticas y fumarólica en los años 1855, 1878, 1903, 1949/51, y 1986, y además de activo se le considera peligroso.
 
Previendo ello, se instalaron cuatro estaciones sísmicas ubicadas una en la cima del Coloso, otra en Chiquihuites, en el municipio de Unión Juárez, una más en Pavencul y otra en La Patria, ambas en la zona alta de Tapachula.
 
En tanto que en la cabecera municipal de Tapachula se construyó una estación central, y gracias a esas condiciones, desde mayo de 2010 se registran con precisión sismos volcano-tectónicos que varían de 0.5 a 2 segundos, así como eventos regionales de 9, 12 y hasta 18 segundos.
 
Según el Servicio Sismológico Nacional (SSN), por lo pronto no se han identificado eventos de baja frecuencia como son eventos LP o tremores, pero si se han registrado diversos enjambres desde la instalación de esa red con hasta 15 eventos.
 
Asimismo, se han localizado eventos VT registrados en por lo menos 3 estaciones de la red. En su mayoría se localizan en la parte oeste y noroeste del cono volcánico. Sus rangos de magnitudes van de 2.4 a 3.1 con profundidades desde 1.5 a 9.7 kilómetros debajo de la cima.
 
Independientemente del monitoreo del volcán Tacaná, la red sísmica instalada en la zona también dará seguimiento a las actividades de fallas en Chiapas y Guatemala, al contar con sensores de banda ancha Guralp CMG-6TD, con una capacidad de respuesta de 50 hertz a 30 segundos.
 
Esa red instalada muy cerca del cráter permitirá también detectar pequeños eventos de tipo período largo o de tremor que pudieran estar relacionados con movimientos de gases o fluidos hidromagmáticos.
 
La información que transmiten las cuatro estaciones en tiempo real vía telemetría se concentra en la estación central, se guarda de inmediato y se reenvía vía satélite a la sede del Servicio Sismológico Nacional.
 
En ese lugar se visualizan las trazas por medio del programa Swarm, herramienta del Earthworm, que es el sistema de procesamiento del organismo, y el procesamiento de la información permite a los investigadores aplicar las medidas de prevención adecuadas.
imagenpoblana.com Por: Notimex