¿Reforma Hacendaria realmente afecta a la clase media?

Foto: Enfoque
Hay una idea que el sector empresarial intenta promover en la coyuntura política actual: la clase media será la que pague el costo de la Reforma Hacendaria planteada por el gobierno federal. Sin embargo, aunque los perjuicios señalados por los antagonistas de las reformas son tan graves como reales, la percepción de los representantes de la burguesía es parcial.
 
La clase media no equivale ni a la mayoría de la población ni abarca a todos los que enfrentarán los nuevos gravámenes. Solo en Puebla, el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social reportó que en 2012 la “población no pobre y no vulnerable de Puebla” alcanzó 562,500 personas, lo que equivale a 9.4 % del total en la entidad.
 
La consultora De la Riva Group (www.bit.ly/1b2SSu6 ) reveló una triste verdad: aunque los mexicanos sean pobres, se consideran de la clase media. En un estudio, esta firma descubrió que 81 % de los mexicanos cree que pertenece a la clase media, aunque sólo el 32%  realmente lo sea.
 
De la Riva Group hizo su análisis ubicando dos tipos de clase media. La primera corresponde al  segmento identificado como C: a familias con ingresos de 13,500 a 40,599 pesos mensuales. La segunda corresponde a las familias con ingresos de 40,600 a 98,499 pesos al mes.
 
La Reforma Hacendaria indica que quienes son personas físicas y tienen ingresos superiores a 500,000 pesos anuales (un salario mensual de 41,600 pesos) pagarán una tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de 32 %, en vez del 30 % hoy vigente.
 
Los empresarios y las firmas de negocios insisten en ubicar como clase media alta o C+ a los que perciben más de 40,600 pesos.  Aunque este sector de la población es sumamente reducido, sobre todo en Puebla, la Iniciativa Privada pretende rechazar la reforma fundamentándose en que golpea a la mayor parte de la población, justamente la clase media.
 
Rubén Sánchez Robledo, presidente de la CANACO, respaldó la postura del sector empresarial respecto al rechazo a la Reforma Hacendaria tal y cual la presentó el presidente Enrique Peña Nieto. La principal queja es que la misma incentiva la informalidad  en lugar de combatirla.
 
Consideró que esta iniciativa perjudica a la sociedad al recargar la recaudación en la clase media, que enfrenta más impuestos. Sugirió por ello incrementar la base de contribuyentes y anunció que justamente en la Concanaco (el órgano nacional empresarial al que está adscrito la Canaco) está analizándose la propuesta del presidente.
 
Pero ya por lo pronto hay reclamos. Reconoció que algunos afiliados a la Canaco en Puebla, del sector educativo, le han expresado sus molestias por la reforma. Y es que con el régimen de impuestos a las colegiaturas, la asistencia a los colegios privados –cuyos propietarios también pagarán más impuestos- se verá mermada.
 
En el caso de la Canaco Puebla, el número de colegios afiliados afectados es de 56. “Por ello ya estamos preparando una contrapropuesta en la Concanaco que será presentada al Senado”.
imagenpoblana.com Por: Miguel Ángel Cordero