Pasar al contenido principal

El taco, parte fundamental de la cultura mexicana

Si algo caracteriza a la gastronomía mexicana son los tacos. Uno de los platillos más populares del país que hoy está de plácemes porque conmemoran su día (31 de marzo).

 

Este suculento platillo data en la época prehispánica, que según historiadores se referían a "la cuchara de Moctezuma".

 

La importancia del taco que se festeja desde el 2007 es reconocida por la Real Academia Española como: "Tortilla de maíz enrollada con algún alimento dentro, típica de México. Bocado o comida muy ligera que se toma fuera de las horas de comer".

 

Para muchos mexicanos bastan dos palabras para describirlo: "Amor Verdadero", que entre sus diferentes especialidades se nos hace agua la boca con solo verlo u olerlo.

 

Para muchos extranjeros México es tequila, mariachi y tacos. Por eso resulta imposible que salgan del país sin probar alguna especialidad.

 

Si los tacos tuvieran percusiones sonarían de tripa, nana, trompa, buche, sudadero, pastor, cueritos, árabes, tinga y guisado.

 

En México, hay diversas familia de tacos: los de carnitas pueden ser de maciza, nana, trompa, oreja, buche y cuerito. Los tacos placeros se acompañan de carne de puerco, aguacate, algunas hierbas, papas fritas, nopales, cebolla y salsa.

 

No pueden faltar los de barbacoa, que es carne de borrego o chivo; tacos de fritanga o surtido son de suadero, longaniza, machitos o intestinos, que se combinan con salsa roja o verde, cebolla y cilantro picado.

 

Las famosas flautas o tacos dorados elaborados a base de carne deshebrada de pollo o cerdo, acompañados por lechuga, queso, crema, cebolla, jitomate y aguacate, son reconocidas por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

 

Los famosos tacos de canasta o sudados van rellenos de mole verde, chicharrón, frijol, adobo y papa. De guisado, los más reconocidos son de papa con chorizo, tinga de res o pollo, mole con pollo, chicharrón en salsa verde o roja, huevo duro y moronga, que se acompañan de arroz, frijoles y salsas.

 

En la capital del país, los tacos al pastor son los más buscados, se elaboran con carne de cerdo preparado con chile achiote y es combinado con piña, cebolla, cilantro y salsa verde.

 

Pero Puebla es el único estado donde se pueden degustar los originales tacos árabes a base de carne de cerdo con cebolla y condimentos para darle ese sabor único.

 

Al estilo norteño son los famosos tacos de asada con chorizo, longaniza, bistec de res, chuleta o arrachera que se acompañan con cebollas de cambray asadas. Del norte también provienen los burritos elaborados de machaca con huevo y tortilla de harina, pero también se preparan con otras carnes y frijoles, pimientos morrón, lechuga y queso.

 

Los de cochinata pibil son de carne de cerdo preparada al jugo de naranja, sal, pimienta, cominos y achiote, su origen es de Yucatán y saben mejor con cebolla morada en vinagre con chile habanero y poco de limón.

 

No pueden faltar los primeros tacos de México, indígenas o prehispánicos; se preparan de charales, gusanos de maguey, acociles, escamoles, chapulines, jumiles, hormigas y otros insectos que se puedan dorar.

Nike Bonafide

LO MÁS VISTO

SIGUE CONECTADO