Pasar al contenido principal

La constante insatisfacción de la sociedad mexicana

La constante insatisfacción de la sociedad mexicana

En Puebla y México se han presentado diversos hechos que han molestado en demasía a la sociedad. Los mexicanos han estado prestos en redes sociales en lanzar duras críticas contra los gobiernos por no cumplir con su responsabilidad en muchos temas.

 

Sin embargo, un gran sector de la sociedad también ha caído en una constante insatisfacción que deriva en que muchos se conviertan en ácidos críticos de monitor a los que nada les parece bien, cuestionando incluso acciones de las autoridades que han resultado exitosas.

 

Ejemplo claro es el caso de la pequeña Fátima, que murió de manera cruel hace unos días y que provocó un enojo incalculable de la sociedad, que de inmediato exigió a las autoridades de la CDMX poner manos a la obra y encontrar a los culpables.

 

La molestia social derivó en que el gobierno de Claudia Sheinbaum hiciera un esfuerzo mayúsculo para dar con los culpables del atroz asesinato de la pequeña Fátima, una demanda de no solo los capitalinos, sino de todos los mexicanos.

 

El objetivo se cumplió y los autores de este hecho han sido capturados, pero eso no ha sido reconocido por los mismos que exigieron que fueran localizados de inmediato los homicidas, lanzando nuevas críticas por la rapidez con la que actuó la autoridad.

 

Ahora, los cuestionamientos de los “revolucionarios” del monitor giran en el sentido de la lentitud con la que se ha actuado en otros casos y cómo se está trabajando en el tema de la pequeña Fátima, pidiendo que todos los casos se resuelvan rápido y no solo los que son mediáticos.

 

En Puebla también tenemos un gran ejemplo de insatisfacción constante. Es cierto que el transporte público poblano no ha mejorado pese a la exigencia de las autoridades; sin embargo, también se han tomado medidas para que las unidades viejas dejen de circular.

 

Es claro que no todos los transportistas cumplieron con la modernización de sus unidades, por lo que la Secretaría de Movilidad y Transporte inició con operativos para localizar a los microbuses y camionetas que no cuentan con las modificaciones exigidas tras concretarse el aumento al pasaje.

 

En últimos días se ha informado de la detención de diversas unidades por no cumplir con la modernización, algo que tampoco ha gustado a los poblanos que exigían mejor servicio de transporte público.

 

Ahora, un buen número de críticos de computadora han manifestado en redes sociales que la autoridad no está pensando en la sociedad y con estos operativos está dejando sin unidades a los poblanos que requieren trasladarse en la ciudad.

 

Por este motivo, parece que mexicanos y poblanos viven en un estado de insatisfacción permanente, donde nada, ni las buenas acciones, les harán estar conformes con el trabajo gubernamental.

SIGUE CONECTADO