Pasar al contenido principal

Desapariciones voluntarias, irresponsabilidad y desperdicio de recursos

Desapariciones voluntarias, irresponsabilidad y desperdicio de recursos

En Puebla y México, las desapariciones de mujeres es un tema grave que ha acaparado los titulares de periódicos y las agendas de muchas autoridades, pues el ambiente de violencia siempre lleva a pensar en consecuencias fatales cuando se conoce un caso de este tipo.

 

Infinidad de grupos feministas han exigido con justa razón a los gobiernos poner especial atención en la desaparición de mujeres y feminicidios; sin embargo, hay un tema del que pocos se atreven a hablar, nos referimos a las desapariciones voluntarias.

 

Así como hay personas con poca materia gris que gustan de hacer llamadas de broma a policías y bomberos, también hay mujeres que han adoptado la desaparición voluntaria como un modo de chantaje hacia sus padres.

 

El tema es complejo y tal vez esta sea la razón por la que las autoridades no han querido poner cartas en el asunto, pues es una obligación de las fiscalías emprender acciones para encontrar a la mujer que está desaparecida, aunque se haya ido por voluntad propia.

 

En Puebla vemos infinidad de casos de jóvenes que desaparecen de un día a otro, provocando preocupación en su familia y amigos, que recurren a la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se investigue el caso.

 

Luego de unos días se descubre que la mujer en cuestión decidió escaparse de su casa con el novio o amigas, dejando un desperdicio de recursos en su búsqueda que bien se pudieron usar en casos reales.

 

Y es que las féminas que llevan a cabo esta acción no toman en cuenta que hay también muchas mujeres desapareciendo en México y cada minuto es importante, pues se corre un gran riesgo de que este delito termine en un feminicidio.

 

Ningún diputado o autoridad se ha atrevido a hablar de este tema, pues se tiene el temor de que sean criticados por exigir que algunas mujeres dejen de inventarse secuestros para ser encontradas después con el novio o en una fiesta interminable.

 

Mientras no haya una fuerte sanción para las mujeres que se hacen pasar por desaparecidas, este tipo de acciones seguirán sucediendo día a día, provocando una fuga de recursos que podrían ser usados para casos reales.

SIGUE CONECTADO