Pasar al contenido principal

Causa inconformidad suspensión de visitas en Cereso de San Miguel

Causa inconformidad suspensión de visitas en Cereso de San Miguel

Decenas de personas que acudieron este jueves al Cereso de San Miguel con la esperanza de poder ver a sus familiares, tuvieron que regresar a sus lugares de origen, algunos fuera de Puebla, debido a que la administración de un día para otro decidió suspender las visitas como medida de contingencia por el COVID-19.

 

En entrevista con Imagen Poblana, algunos de los agraviados señalaron que salieron desde muy temprano del Estado de México, Tehuacán, Veracruz y algunos municipios de la Mixteca, para poder visitar a sus familiares; sin embargo, al llegar se enteraron de que las visitas estarían suspendidas hasta el próximo 20 de abril.

 

Ayer en el acceso del Cereso se colocó un anuncio en el que se notificaba que solamente se permitirían visitas los días domingo, esto para reducir el contacto con el exterior por parte de los internos y evitar un contagio masivo de coronavirus.

 

Sin embargo, sin mayor anuncio previo, hoy se les notificó que no podrían ver a sus familiares hasta el próximo mes, situación que causó molestia debido a que muchos de ellos llevaban comida y dinero para poder entregárselo sus familiares y que pudieran sobrevivir, ya que recordaron que al interior del penal se cobran todos los servicios, desde el agua hasta el baño.

 

Asimismo, explicaron que les llevan comida para evitar enfermedades estomacales ya que la comida que les entregan en la porción conocida como "el rancho", es de muy mala calidad e insuficiente.

SIGUE CONECTADO