Pasar al contenido principal

¿Las mascarillas compradas a China son "de calidad inferior"?

¿Las mascarillas compradas a China son

Mientras muchos fabricantes chinos están trabajando las 24 horas del día para satisfacer la creciente demanda global de materiales médicos para combatir la pandemia de la COVID-19, algunos en el Occidente están ocupados exagerando la engañosa cuestión de los productos hechos en China.

  

Recientemente, algunos medios de comunicación de Países Bajos reportaron que el Ministerio de Salud neerlandés retiró un lote de mascarillas compradas a China "debido a problemas de calidad", afirmando que las mascarillas "no eran apropiadas para personal médico en unidades de cuidados intensivos".

  

En respuesta a esos reportes, el Ministerio de Relaciones Exteriores chino señaló el jueves pasado que, con base en investigaciones preliminares, las mascarillas eran sólo para uso no médico, como lo informó la compañía china vendedora a Países Bajos antes de enviar el cargamento, haciendo eco de las voces de algunos compradores locales en el país quienes de inmediato lo dieron por hecho.

  

Al indicar que las mascarillas de diversas categorías ofrecen diferentes niveles de protección, Hua Chunying, portavoz del ministerio, recordó a todos "revisar dos veces las instrucciones de uso para garantizar que las que compren puedan servir a los propósitos previstos y evitar errores por precipitarse".

  

Para ser más específicos, las mascarillas médicas están clasificadas en tres categorías en China, es decir, mascarillas de protección médica, mascarillas quirúrgicas y mascarillas médicas ordinarias, las cuales están sujetas a diferentes estándares.

  

Con el fin de reforzar el control de calidad, las aduanas de China sólo liberarán exportaciones médicas acompañadas de certificados de registro aprobados por las administraciones de productos médicos y documentación que pruebe que cumplen los estándares de control de calidad de sus respectivos destinos de exportación.

 

A partir del miércoles 1 de abril, los exportadores de productos médicos necesitan proporcionar documentación adicional para pasar el despacho de aduanas, de acuerdo con una notificación emitida conjuntamente por el Ministerio de Comercio, la Administración General de Aduanas y la Administración Nacional de Productos Médicos.

  

Desde el inicio del brote de la COVID-19, la producción diaria de mascarillas en China se disparó a 100 millones de unidades, y la producción de mascarillas médicas grado N95 llegó a 1,6 millones de unidades, indicó el 6 de marzo el Ministerio de Industria y Tecnología Informática.

  

El volumen de exportación de suministros médicos ascendió a 10.200 millones de yuanes (1.430 millones de dólares) del 1 de marzo al 4 de abril, incluyendo 3.860 millones de mascarillas, dijo Jin Hai de la Administración General de Aduanas, en una conferencia de prensa el 5 de abril.

  

Estas cifras demuestran no sólo el fuerte compromiso de China para salvar más vidas y combatir la pandemia junto con otras naciones, sino también la enorme confianza global en el cumplimiento de estándares de los productos médicos hechos en China.

 

 Por su parte, el consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, señaló el 3 de abril en una conversación con el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, que todas las partes deben adoptar una actitud realista y resolver sus diferencias individuales en el proceso de compra de productos a través de una consulta igualitaria.

  

"Cualquier estigmatización de los productos no beneficia la cooperación contra la epidemia", dijo Wang.

SIGUE CONECTADO