Pasar al contenido principal

La inactividad económica frustra recuperación de empleo en México

La inactividad económica frustra recuperación de empleo en México

Según un informe publicado el 23 de septiembre 2020 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la realidad sobre los efectos de la inactividad y pérdida de empleos en México superaron los pronósticos. Pese a que las nuevas medidas de restricción del comercio resultan más laxas en el tercer trimestre de 2020 en la economía mexicana, los efectos dejados sobre el empleo resultan todavía muy amplios.

 

Entre los resultados del informe, se puede ver que no ha sido proporcional el aumento del grado de inactividad en la actividad económica, con el nivel de desempleo. Los informes del OIT reflejan un aumento más acelerado del grado de inactividad que el indicador de desempleo, así como una incidencia en hombres y mujeres muy similar en el caso mexicano, con pequeñas diferencias afectando mayormente a los hombres.

 

En las economías de América Latina y el Caribe, dentro de la región donde se encuentra México en el estudio, se observa una persistencia en los niveles de desempleo. En este sentido, se necesita aumentar el grado de las políticas públicas dado el esfuerzo que requiere reincorporar a los trabajadores al mercado laboral. Asimismo, se hace énfasis en la repercusión que podría ocasionar en el aumento del sector informal.

 

Para México, la Jornada Nacional de Sana Distancia ha sido uno de los factores principales para la caída de los ingresos en los trabajadores. La jornada implicó que en abril 2020 las restricciones laborales provocaran una salida masiva de trabajadores registrada como población económicamente activa.

 

Dentro de las recomendaciones del informe para países en desarrollo en materia de políticas públicas se encuentra elaborar medidas eficientes y eficaces en el desarrollo de estas políticas y la implementación de diferentes incentivos fiscales en los casos posibles. De igual manera, propone fomentar la solidaridad internacional para proveer recursos a los países que así lo requieran.

 

El informe de la OIT da cuenta del deterioro mundial del trabajo, donde se registra un equivalente a 500 millones de empleos perdidos alrededor de todo el mundo; además de que entre enero y septiembre de 2020, los ingresos percibidos por los trabajadores tuvieron una caída de 3.5 billones de dólares.

 

En conferencia de prensa, el director general del OIT, Guy Ryder calificó como "catastrófico" el impacto de la pandemia en el empleo y vio los resultados mucho más graves de las proyecciones antes elaboradas. Por ende, para el caso de países en desarrollo, se sugiere adaptar medidas de apoyo en materia de políticas a los grupos vulnerables más afectados como mujeres, jóvenes y trabajadores pertenecientes al sector informal que significan más de la mitad de la población en México.

 

 

SIGUE CONECTADO