Pasar al contenido principal

Actividad económica en México continúa su recuperación

Actividad económica en México continúa su recuperación

En julio, la actividad económica en México registró un incremento de 5,7% respecto al mes anterior. Con este resultado se encadenan dos meses con avances moderados, en línea con la relajación de restricciones a las actividades económicas y sociales. 

 

Si bien el Indicador General de Actividad Económica (IGAE) mostraba una tendencia decreciente incluso antes de la pandemia de COVID-19, durante abril y mayo —los meses de confinamiento en México— se registraron caídas históricas en la actividad económica. 

 

Pero a partir de junio, los sectores económicos mantuvieron una recuperación importante, particularmente las actividades primarias como la agricultura, ganadería, caza, pesca y aprovechamiento forestal, las cuales en julio registraron un aumento de 13,9%. 

 

A su vez, las actividades secundarias registraron un crecimiento mensual de 6,9%, mientras que las terciarias subieron 4,6%. 

 

"La tendencia ascendente de las actividades primarias no se interrumpió durante la emergencia sanitaria por COVID-19; en julio 2020 exhibieron un importante avance mensual de 13,9% y de 10,6% respecto a julio 2019", explicó Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter. 

 

No obstante, el sector más importante para la economía nacional, el cual señala el rubro de servicios y comercio todavía muestra signos de debilidad. Aunque de junio a julio logró un repunte de 4,6%, su incidencia en la producción nacional todavía limita la expansión económica, señaló El Economista. 

 

En todo caso, los niveles de actividad económica en México aún se mantienen por debajo de lo registrado en los meses previos de la llegada del COVID-19. En su comparación anual, el INEGI destacó que la economía nacional registra una caída de 9,8%

 

El gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León, indicó que tanto la trayectoria como el ritmo que tendrá la recuperación económica en el país latinoamericano por el impacto de la crisis sanitaria es poco predecible. Asimismo, expuso que este periodo consistirá en dos fases

 

"La primera, que podríamos decir que es de muy corto plazo, de manera inmediata responde a una inflexión que refleja el estar en una situación de suspensión de actividades productivas a una de recuperación o del reinicio de las actividades, y esto tiene un efecto rebote. […] La segunda fase, que es más incierta y tiene mayores retos hacia adelante, corresponde a qué tipo de recuperación de mediano plazo estaremos viendo hacia adelante, y aquí es donde los soportes de la recuperación son relevantes", explicó durante una entrevista con El Financiero. 

SIGUE CONECTADO