Pasar al contenido principal

Coronavirus no salvará a Bartomeu de irse del Barcelona

Coronavirus no salvará a Bartomeu de irse del Barcelona

Ante un panorama ensombrecido, Josep María Bartomeu recibió un par de noticias que aumentan su momento de tensión, pues a la derrota del Barcelona en el Clásico ante Real Madrid, se confirmó que, pese a las restricciones por el rebrote de coronavirus en España, el referéndum no será postergado, haciendo que su destitución de su cargo en el cuadro azulgrana esté cada vez más cerca. 

 

De acuerdo a un artículo publicado por el sitio español Sport, la carta que indica este anuncio no cayó en gracia a más de uno en las oficinas del Camp Nou, ya que los dirigentes confiaban en que el gobierno pospusiera las votaciones y por lo tanto los socios no podrían remover a Bartomeu de su cargo hasta que la situación sanitaria en España mejore. 

 

“Era una misiva firmada por Gerard Figueras, Secretari de l’Esport i de l’Activitat Física de la Generalitat, en nombre de la Consellera Budó, en la que se afirmaba que la Generalitat no veía ‘ningún impedimento legal ni sanitario’ para que el referéndum del Voto de Censura se celebre los días 1 y 2 de noviembre”, señala el diario deportivo. 

 

 

 

Sorprendidos por la inmediatez de la situación en la que se están, la comisión directiva envió una nueva carta a la Generalitat en la cual pide que replanteen su decisión. La respuesta debería de ser entregada en las próximas horas en las que se podrá conocer cuál es la postura del gobierno, que hasta su momento luce firme y convincente, dejando de esta forma sin escapatoria a Bartomeu y la directiva. 

 

Versiones periodísticas en España señalan que el mismo Bartomeu propondría a la comisión directiva el presentar su renuncia, así como la de toda la cúpula, aprovechando que ese día se reunirán para aprobar el ejercicio económico de la temporada 19/20 y el presupuesto de la 20/21. 

 

La única forma de que Bartomeu pueda seguir por un tiempo más en el poder dentro del club azulgrana, es que el gobierno acepte la petición hecha y sea reprogramada la decisión en una nueva fecha, la cual hoy tiene establecida para los días 1 y 2 del mes entrante

 

Tal y como se había dicho, para poder remover a Bartomeu de su cargo se necesita que al menos el 66% de los 16,521 voten a favor de su destitución, pues de no juntarse este seguiría en el cargo, siendo una situación que los millones de aficionados culés no quieren que pase debido a la terrible toma de decisiones que ha venido tomando con el paso de los años. 

 

Bartomeu llegó a la dirigencia blaugrana en el año 2003 haciéndose cargo de temas menores, pero, luego de la salida en 2005 de Joan Laporta, él se uniría al candidato a presidente, Sandro Rosell, ganando las elecciones en el año 2010, hecho que lo convertiría en el nuevo vicepresidente deportivo. Rosell renunciaría en 2014 dejando el camino libre a Bartomeu quien se convirtió en 2015 en el mandamás. 

 

Su imagen se ha visto manchada por los malos resultados del equipo en los últimos años y la forma en la que se han ido jugadores referentes como Neymar y Luis Suárez, además la mala relación con Lionel Messi. 

SIGUE CONECTADO