Respaldar actividades del campo es vital para el estado y el país: Lilia Cedillo

Tras escuchar el Cuarto Informe de Labores del director de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias, Armando Ibáñez Martínez, la rectora Lilia Cedillo Ramírez reiteró su compromiso de respaldar las actividades sustantivas de esta unidad académica de gran relevancia social, por su vinculación con las comunidades y su impacto en áreas estratégicas para el estado y el país, como lo es el campo.

 

Así también, expresó su satisfacción por los avances de esta facultad, como resultado del trabajo conjunto de su comunidad, en el ámbito académico, la consolidación de la investigación y en el reconocimiento y acreditación de sus programas de licenciatura, así como de la Maestría en Recurso Fitogenéticos Potenciales para la Agricultura, adscrita al Programa Nacional de Posgrados de Calidad del Conacyt.

 

La doctora Cedillo externó que la calidad académica de estos programas y la apertura de más oferta educativa, como el posgrado, permite que los jóvenes de las comunidades aledañas continúen su formación profesional sin abandonar sus lugares de origen. 

 

“Me da mucho gusto escuchar este informe que revela el trabajo de esta facultad, de vital importancia para todos nosotros y para el país, porque del campo nos alimentamos todos. Así también, porque el trabajo a nivel de la producción de ganado es motivo por el cual los países en desarrollo y desarrollados nos vinculamos para fortalecer las actividades sustantivas, como la formación de profesionistas comprometidos con estas actividades”.

 

Luego de señalar que presenció los inicios de esta facultad, cuando se empezaron a formar sus cuerpos académicos y surgieron las primeras líneas de investigación, la rectora de la BUAP celebró el desarrollo que registra en estos años, con instalaciones dignas, generación de recursos propios, programas consolidados, vinculación con sus comunidades y responsabilidad social en el campo, a través de sus cuerpos docentes y el desarrollo de investigación.

 

Por ello, extendió un reconocimiento a la labor del doctor Armando Ibáñez Martínez al frente de esa unidad académica, al tiempo de felicitarlo por el respaldo de su comunidad para continuar en un segundo periodo en el cargo. Así, en sesión del Consejo de Unidad Académica, la rectora Lilia Cedillo tomó protesta al doctor Ibáñez Martínez.

 

Por su parte, al rendir su Cuarto Informe de Labores al frente de la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias, Ibáñez Martínez habló del desarrollo de sus cuatro unidades de trabajo, donde tienen lugar las actividades académicas y de investigación teórica y experimental, como San Juan Acateno y el Centro Experimental La Aurora.

 

Luego de exponer resultados en materia de intercambio académico, talleres de buenas prácticas docentes y cursos de capacitación para el fortalecimiento de los tutores, dio a conocer que la matrícula de sus tres licenciaturas es de 285 alumnos, cifra que refleja un crecimiento de 30 por ciento en el último año, 2020-2021. Refirió, además, que en este periodo lograron disminuir la deserción escolar, la cual es del 7 por ciento.

 

Al detallar los resultados, destacó que la titulación de sus egresados es del 65 por ciento, y que el cien por ciento de estos lo logra mediante una tesis; es decir, una investigación, la cual desarrollan de la mano de sus profesores en trabajo de campo o invernaderos, por ejemplo, lo cual los estimula a continuar un posgrado.

 

Otro dato que revela el desarrollo académico es que 83 por ciento de los docentes de La Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias son profesores de tiempo completo, y sólo 16 por ciento están contratados por tiempo determinado. Además, cuatro de sus académicos pertenecen al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, 20 tienen perfil Prodep y ocho pertenecen al Padrón de Investigadores de la Vicerrectoría de Investigación y Estudios de Posgrado de la BUAP.

 

En cuanto a sus cuerpos académicos, generadores de conocimiento, refirió que dos son consolidados, uno en consolidación y dos en formación. Sus estudiantes se han beneficiado de las becas alimenticias de la institución, así como de las becas Jóvenes escribiendo el futuro.

 

Finalmente, el doctor Armando Ibáñez destacó la vinculación que existe con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, con las universidades Autónoma Antonio Narro, el Colegio de Posgraduados y la de Chapingo, además con diversas comunidades de la región.

Notas Relacionadas