Suecia clasifica viruela del mono como enfermedad peligrosa para la sociedad

El Gobierno de Suecia clasificó hoy la viruela del mono como una enfermedad peligrosa para la sociedad después de que se confirmó el primer caso en el país.

 

"La clasificación permite acceso a la adopción de medidas de control de infecciones encaminadas a evitar una mayor propagación", indicó en un comunicado de prensa la ministra de Salud, Lena Hallengren.

 

"También es importante que la información llegue a grupos vulnerables y que los servicios de salud estén preparados para manejar y rastrear casos sospechosos", dijo Hallengren.

 

El jueves, la Agencia de Salud Pública de Suecia solicitó la clasificación de la enfermedad antes mencionada después de que el primer caso fue confirmado cerca de la capital del país.

 

La agencia notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Centro Europeo para Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), los cuales están siguiendo los acontecimientos luego de que se confirmaron también contagios en otros países europeos.

 

Hoy 20 de mayo, el número de casos confirmados en todo el mundo se ubicó en 38, de los cuales, con excepción de uno, ninguno tiene antecedentes de viaje relevantes a zonas en las que la viruela del mono es endémica, indicó el ECDC en su más reciente actualización epidemiológica.

 

La viruela del mono fue identificada por primera vez en el centro y oeste de África y fue reportada por primera vez como enfermedad humana en 1970, de acuerdo con el ECDC. El primer brote reportado fuera del continente fue en Estados Unidos en 2003 y estuvo vinculado con mamíferos infectados importados.

 

De acuerdo con el ECDC,  "la transmisión a seres humanos puede ocurrir a través de contacto con un animal o un ser humano infectados o con material corporal humano que contenga el virus" .

 

La transmisión entre seres humanos ocurre principalmente a través de grandes gotas respiratorias.  "Puesto que las gotas no pueden desplazarse mucho, se requiere un contacto cara a cara prolongado", advirtió el ECDC.

 

El virus también puede entrar al cuerpo a través de fluidos corporales, material de lesiones o por contacto indirecto con material de lesiones.

 

El período de incubación normalmente es de seis a 16 días y en algunos casos es de hasta 21 días, indicó el ECDC.

 

Los síntomas incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor de espalda, ganglios linfáticos inflamados, escalofríos y agotamiento. Normalmente se presenta sarpullido que acaba por formar una costra que más tarde se desprende, lo que significa que la persona ya no es contagiosa.

Notas Relacionadas