Martino y “vacas sagradas”, directo al desastre con el Tricolor

Foto: Deportres y Pixabay

La Selección Nacional de México está en una grave crisis que tiende a aumentar conforme se acerca la Copa del Mundo Qatar 2022, justa en la que el Tricolor podría llegar hundido en un letargo provocado por la necedad de mantener a Gerardo Martino como entrenador.

 

La humillación sufrida por la selección mexicana ante Uruguay el pasado jueves es muestra de que el llamado “Tata” no tiene los argumentos suficientes para llevar a esta escuadra a un Mundial donde se tenga una actuación digna, sobre todo si se siguen conservando a jugadores llamados “vacas sagradas”.

 

Y es que pese al terrible nivel futbolístico que viven muchos de los jugadores que son convocados, Martino insiste en mantenerlos en la escuadra nacional, provocando actuaciones desastrosas como la que se vio ante los Charrúas.

 

Nombres hay muchos, pero sin duda debemos comenzar por el jugador que peor momento vive y que se mantiene en el Tricolor por capricho de Martino o por orden de la Federación Mexicana de Futbol, nos referimos a Héctor Herrera, quien también ha dicho que la selección está a “muerte” con el “Tata”.

 

Héctor Herrera lleva casi dos años en un nivel muy bajo y dedicado más a dar de qué hablar fuera de la cancha. En los juegos se le ve desconcentrado y sin el espíritu de lucha que se le vio en algunos momentos cuando iniciaba su carrera.

 

Las laterales del tricolor son otro gran problema, pues Martino ha insistido en convocar a los dos peores laterales derecho e izquierdo que hay en la actualidad, Jorge Sánchez y Jesús Gallardo, respectivamente, lugares que bien podrían ser ocupados por Luis Reyes y Kevin Álvarez.

 

Aunque sigue sin desplegar por completo sus cualidades, Martino se mantiene colocando como titular con la selección mexicana a Jesús Manuel Corona, quien da actuaciones buenas a cuentagotas.

 

Desafortunadamente, en la delantera Raúl Jiménez no ha recuperado su nivel tras la grave lesión que sufrió en la cabeza, esto aunado a que Martino se mantiene reacio a convocar a Javier Hernández, pese a que “Chicharito” es garantía de gol.

 

Lo anterior y los rumores que señalan que el portero Francisco Guillermo Ochoa es quien palomea a los convocados tienen a México camino a un desastre mundialista que no se ha visto en años.

Notas Relacionadas