Alcalde de Cuernavaca experimenta ser ciudadano y que fallen las autoridades

Foto: Twitter

En México es una mala costumbre que diversas obras emprendidas por cualquier orden de gobierno terminen por fallar y afecten directamente a los ciudadanos, que muchas veces terminan con lesiones o afectaciones económicas por el trabajo deficiente de sus autoridades.

 

Sin embargo, el alcalde de Cuernavaca, Morelos, José Luis Urióstegui, sintió en carne propia lo que sienten los ciudadanos cuando las autoridades fallan y entregan obras mal ejecutadas y que pueden significar hasta un desvío de recursos.

 

Y es que cabe recordar que este martes se inauguró el Paseo Ribereño de este municipio y cuando el presidente municipal y su comitiva pasaban por un puente colgante, éste se colapsó y provocó que el edil y otras personas sufrieran algunas lesiones.

 

 

Ahora la polémica se centra en que esta obra fue iniciada por la administración pasada. De acuerdo con información oficial, la obra fue adjudicada en junio de 2021 por el entonces alcalde Antonio Villalobos Adán, de origen morenista, obra que debía concluir el 18 de octubre del año pasado.

 

Mientras son peras o manzanas, el actual presidente municipal de esta localidad podrá entender perfectamente el enojo, frustración y dolor que un ciudadano siente cuando suceden este tipo de cosas, pues no es la primera vez que sucede precisamente en esta localidad.

 

Y es que cabe recordar que en 2017 se presentó un hecho muy grave en el recién inaugurado Paso Exprés Cuernavaca, donde se formó un enorme socavón que provocó la lamentable muerte de dos automovilistas que circulaban por la zona al momento en que se presentó este hundimiento.

 

 

Aunque autoridades de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) culparon a las intensas lluvias de este socavón, los ciudadanos criticaron la mala calidad de esta obra en la que se erraron más de 2,000 millones de pesos, pues apenas tenía unos días de haber sido inaugurada.

 

Si bien no se presentaron lesionados, otra situación similar que se debe destacar es la sucedida en septiembre de 2021, cuando el Puente El Quelite, ubicado en la carretera que va de Mazatlán a Culiacán se vino abajo por las intensas lluvias. El hecho es de resaltar debido a que el presidente Andrés Manuel López Obrador recién lo había inaugurado.

Notas Relacionadas