Y a todo esto… ¿qué pasó con la salida del mercado de las sopas instantáneas?

Foto: Enfoque

Ya pasó más de medio año desde que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anunció el retiro de diferentes marcas de sopas instantáneas por publicidad engañosa y por provocar daños a la salud. Sin embargo, en los supermercados y tiendas nada ha cambiado y aún se ofertan las famosas “Maruchan” y “Cup Noodles”, lo que demuestra claramente que no salieron del mercado.

 

Aunque los empaques de “Maruchan Ramen” sí contaban con publicidad engañosa, esta solo se encontraba en una de sus sopas. La etiqueta decía que “contenía verduras” cuando solo había 0.0083 gramos de verduras en su interior según información del titular de Profeco, Ricardo Sheffield, por lo que fue el único producto de la marca que fue detenido de circulación, solo mientras cambiaban la envoltura, hecho que ya fue resuelto pues en ninguno de sus empaquetados hace alusión a contener verduras.

 

El actual empaquetado de “Maruchan” inclusive ya cuenta con los nuevos sellos propuestos por la Secretaría de Salud, en donde advierte que la sopa con camarón, limón y habanero, cuenta con un “exceso de grasas saturadas”, y en el caso de la sopa de pollo con “exceso de sodio” y “alto en grasas saturadas”.

 

Los demás productos de “Maruchan”, como la conocida “Instant Lunch”, jamás estuvieron en peligro porque, aunque el envase sea dañino si no se retira antes de calentar la sopa en el microondas, hay una advertencia señalada en letras minúsculas en el empaque y la pasta como tal no infringe ninguna regla de la Profeco. No obstante, no significa que el alimento sea saludable.

 

 Mismo caso con las “Cup Noodles”, que tampoco aportan nutrientes a quienes la consumen, pero no violan ninguna Ley. La que sorpresivamente quitaron del mercado fue una pasta de la famosa marca Knorr, por un mal etiquetado que no advierte la cantidad de azúcar que contiene.

 

Otras sopas instantáneas que quedaron fuera por el mismo motivo fueron la marca Chikara Udon y J-Basket, así como la marca de fideos Myoyo y Selecto Brabd. Al parecer, la Profeco no tiene mucho problema con el contenido energético y exceso de grasas que estas tengan, mientras aparezca en su envoltura o envase.

 

Con las nuevas leyes ambientales, como la recién implementada en Tabasco que prohíbe el uso de plástico y unicel puede que haya un segundo “round” contra las sopas instantáneas, pues en su mayoría utilizan estos materiales. Pero lo más probable es que las empresas se adapten a las nuevas especificaciones para así no tener problemas y no salir del mercado.

Notas Relacionadas