Crece la violencia de los delincuentes: ya no les basta con robar

La delincuencia es un problema que día con día aumenta en todo el país y, desafortunadamente, con ella también crece la violencia, por lo que cada vez son más las víctimas que mueren o resultan heridas por los maleantes.

 

Un ejemplo claro de esto es el asalto a transporte público documentado ayer por Imagen Poblana, donde una mujer y un hombre de la tercera edad fueron golpeados.

 

Las víctimas trataron de bajar del camión cuando cuatro sujetos estaban asaltando a los pasajeros, por lo que dos de los asaltantes los alcanzaron y golpearon para después robarles sus cosas.

 

 

Este tipo de escenas se repite en tiempos recientes; por ejemplo, el pasado 1 de junio, cuando dos sujetos asaltaron al activista Felipe Carpinteyro.

 

Los delincuentes no solamente le quitaron a Felipe el dinero, sino que además le dispararon en dos ocasiones antes de darse a la fuga, provocando que el activista resultara gravemente herido.

 

Otro ejemplo de la violencia innecesaria es el ocurrido el pasado 22 de marzo en inmediaciones de la unidad habitacional Villa Frontera, donde dos comerciantes fueron atacados por delincuentes.

 

De las dos víctimas, una murió y otra resultó herida, pero destaca que los delincuentes atacaron a los dos hombres simplemente porque no llevaban dinero en efectivo, pues las compras que harían en la Central de Abasto serían con tarjeta.

 

 

La frustración de los delincuentes y la violencia innecesaria es algo que antes solo se veía cuando las víctimas oponían resistencia, o en ataques directos.

 

También hay que destacar la facilidad con la que los delincuentes tienen acceso a armas de fuego, así como la predisposición para hacer uso de ellas a la menor provocación.

Notas Relacionadas