Aumento de contagios de COVID-19, mucho más de lo reportado

Foto: Enfoque

Aunque la mortalidad del COVID-19 ha disminuido considerablemente, México no se puede dar el lujo de decir que la pandemia ha terminado, sobre todo por el enorme aumento de contagios que se ha dado en los últimos días en el país, lo que debe prender las alarmas.

 

Durante 4 días consecutivos, México reportó más de 9,000 nuevos contagios cada 24 horas, cifra que es similar a la que se tenía cada día durante la parte más complicada de la pandemia en 2020 y 2021; sin embargo, esta alza de contagios no es preocupante para la sociedad.

 

Y es que, pese a esta alza de casos, las muertes de COVID-19 siguen promediando entre 9 y 15 diarias, lo que ha relajado a la sociedad mexicana, error que no debería cometerse debido a la alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido por el aumento de muertes en los últimos días.

 

Lo verdaderamente preocupante y que se debe tomar en cuenta en México es que las cifras de contagios que se están dando se deben considerar inexactas, ya que este número corresponde únicamente a las personas que han acudido a hacerse una prueba COVID-19.

 

De esta manera, no es descabellado pensar que la cifra real de contagios supere los 9,000 diarios en los últimos días, tomando en cuenta que muchos mexicanos ya no acuden a hacerse la prueba y prefieren pasar en casa los días de convalecencia.

 

La experiencia que ha dejado la pandemia es que cualquier gripa debe ser considerada COVID-19, sobre todo si se presentan los habituales síntomas de esta enfermedad, como dolor de garganta, tos, dolor de cabeza, cuerpo cortado y pérdida de olfato o gusto.

 

Miles de mexicanos que comienzan a sentir estos síntomas prefieren no acudir con un especialista o hacerse la prueba, pues es algo lógico que estén contagiados de COVID-19, por lo que prefieren aislarse y el caso no queda registrado como oficial.

 

De esta manera, no es irracional pensar que, en lugar de 9,000 casos diarios, se estén presentando 18,000 cada 24 horas, lo que también podría significar un aumento en las muertes por esta enfermedad.

 

Si bien es cierto que el COVID-19 en estos momentos ya no es tan mortal, no se debe echar en saco roto este aumento de contagios y se debe mantener medidas de prevención adecuada, a fin de no caer en nuevos cierres debido a la pandemia.

Notas Relacionadas