Apps móviles podrían ser usadas en contra de mujeres que hayan abortado en EU

Foto: Xinhua

La vigilancia cibernética es una realidad. Por ello, activistas feministas, legisladores y expertos en seguridad digital han llamado a las mujeres estadounidenses a borrar cualquier aplicación para administrar el periodo menstrual.

 

Los datos recopilados por este tipo de apps podrían ser utilizados por las autoridades durante los juicios de las personas que buscan o tuvieron una interrupción del embarazo.

 

Así lo advirtieron algunas organizaciones y usuarias de redes sociales, luego de que este 24 de junio la Corte Suprema de Estados Unidos aboliera la Ley Roe vs. Wade, que permitía a las mujeres abortar legalmente en todo el país.

 

Calificada por los expertos como un retroceso histórico y criticado hasta por el presidente Joe Biden, esta decisión deja a potestad de cada estado la decisión de autorizar o prohibir los abortos.

 

 

"La diferencia entre ahora y la última vez que el aborto fue ilegal en Estados Unidos es que vivimos en una era de vigilancia digital sin precedentes", alertó Eva Galperin, directora de ciberseguridad de la Fundación Frontera Electrónica (EFF, por sus siglas en inglés), en un mensaje publicado en sus redes sociales.

 

Los datos que tienen las tecnológicas podrían ser cedidos o vendidos al Gobierno de Estados Unidos para ser utilizados para criminalizar o sesgar un juicio contra alguna mujer que haya estado involucrada en una interrupción ilegal del embarazo, dijo Galperin.

 

"Si las empresas tecnológicas no quieren que sus datos se vuelvan contra las personas que solicitan abortos y las que los apoyan, tienen que dejar de recopilar esos datos inmediatamente. No tenerlos a la venta. No tenerlos cuando llegue una citación judicial", agregó la experta.

 

Miles de mujeres temen que los datos de sus aplicaciones móviles puedan ser utilizados en su contra por las autoridades. Por ello, en redes sociales circulan infografías y consejos para evitar que la tecnología sea una fuente de información para el Gobierno.

 

 

 

Días antes del fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos sobre el aborto, los senadores demócratas Ron Wyden, de Oregón; Elizabeth Warren, de Massachusetts; Cory Booker, de Nueva Jersey, y la representante Sara Jacobs, de California, solicitaron a la Administración de Joe Biden que abran una investigación en contra de Apple y Google por haber engañado a millones de usuarios estadounidenses por violentar la privacidad de datos personales.

 

La petición ya está en poder de la presidenta de la Comisión Federal de Comercio, Lina Khan.

 

"Las mujeres que soliciten abortos y otros servicios de salud reproductiva serán especialmente vulnerables a los daños a la privacidad, incluso a través de la recopilación y el intercambio de sus datos de localización", se lee en la misiva.

 

"Los corredores de datos ya están vendiendo, autorizando y compartiendo la información de localización de las personas que visitan a los proveedores de abortos a cualquiera que tenga una tarjeta de crédito", indica la carta.

Notas Relacionadas