Así fue el terrible hallazgo de los migrantes muertos por la policía de Texas

Foto: Twitter

Los agentes texanos encontraron una pila de cadáveres y cuerpos inconscientes en el remolque que fue abandonado en la periferia de San Antonio, una de las ciudades más abundantes en población de origen hispano.

 

Sin agua y a temperaturas que rozan en los 40 grados celsius, los migrantes fueron encontrados por las autoridades estadounidenses a tan sólo unas semanas de que el presidente Joe Biden dijera en la Cumbre de las Américas que una de las prioridades de su Gobierno es contener los flujos migratorios provenientes de México y Centroamérica.

 

"Eran montones de cuerpos", dijo un trabajador del Departamento de Bomberos de San Antonio, de acuerdo con información de la agencia Reuters.

 

"Es una horrible tragedia humana", afirmó el alcalde de San Antonio, Ron Nirenberg, en una conferencia de prensa.

 

Todo comenzó por una llamada recibida por los cuerpos de emergencia, en la cual una persona aseguraba haber escuchado algunos gritos de auxilio en el remolque de un tráiler abandonado cerca de las vías del tren.

 

William McManus, jefe de la policía local, encontró el remolque con las puertas entreabiertas. Dentro de él, una pila de cuerpos inertes que convivía con otro grupo de personas que todavía estaban vivas, inconscientes o en un estado de debilidad permanente.

 

De los 50 migrantes muertos, 22 eran mexicanos, siete guatemaltecos y dos hondureños, de acuerdo con información del Gobierno de México. Hay decenas de heridos que se atienden en los hospitales cercanos de la zona.

 

 

Según los reportes de la prensa local, la mayoría de las personas falleció por asfixia debido a que permanecieron encerrados muchas horas hacinados, sin agua, con altos índices de humedad y a una temperatura desértica.

 

El camión fue encontrado junto a las vías del tren en Southwest Side. Sus placas eran de Estados Unidos y le permitían circular sin revisiones.

 

"Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro", relató el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus.

 

Según él y otros testigos, los cuerpos (vivos y muertos) "estaban calientes al primer tacto".

 

"Esta es una amarga prueba de que hay que seguir insistiendo en apoyar a la gente para que no tenga necesidad de abandonar sus pueblos para irse a buscar la vida", declaró el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia de prensa del 28 de junio.

 

El próximo 12 de julio tendrá un encuentro con el mandatario Joe Biden para tratar, entre otros temas, el asunto migratorio.

Notas Relacionadas