Caos en regreso de empleados a Tesla; no había sillas ni WiFi para trabajar

Foto: Unsplash

Los empleados de la fábrica de Tesla ubicada en Fremont, California, se toparon con unos inesperados inconvenientes cuando regresaron al trabajo presencial, pues de acuerdo con algunos reportes, las oficinas no contaban con mesas suficientes para todos los trabajadores, además de que la conexión Wi-Fi era deficiente y no había lugares de estacionamiento para todos.

 

Algunos empleados revelaron a un medio local que muchas personas se quedaron sin sillas, mientras que los trabajadores que sí alcanzaron a sentarse no podían trabajar correctamente, pues la señal Wi-Fi era demasiado débil.

 

Por otro lado, aquellos que no encontraron lugar de estacionamiento se vieron obligados a dejar sus vehículos en una estación cercana a la oficina. De acuerdo con los trabajadores, la compañía decidió reutilizar ciertas áreas de la oficina durante la pandemia, por lo que el espacio se redujo, algo que no fue contemplado para este regreso a las actividades presenciales.

 

 

La plantilla de empleados de Tesla se ha duplicado desde 2019, pero las oficinas no se han adaptado para albergar a todos los nuevos miembros de la compañía. Debido a la pandemia, muchas empresas han optado por un sistema de trabajo híbrido, pero debido a la postura de Elon Musk sobre el teletrabajo, todos los empleados se han visto obligados a regresar a las oficinas.

 

Hace algunas semanas, Elon Musk comunicó a sus empleados que el teletrabajo en Tesla había terminado, por lo que estaban obligados a trabajar de manera presencial. “Cualquier persona que quiera trabajar en remoto debe pasar en la oficina un mínimo de 40 horas o abandonar Tesla. Esto es menos de lo que le pedimos a los empleados de la fábrica”, dijo Musk a través de un correo electrónico. “Si no apareces por la oficina, asumiremos tu renuncia”, advirtió el magnate.

Notas Relacionadas