Ricardo Anaya, el único y débil perfil de la oposición en México

Foto: Enfoque

El nuevo encuentro de las llamadas “corcholatas” del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha despertado un poco al Partido Acción Nacional, que ya dio muestras de vida ante la aplanadora morenista que se podrá sentir en 2024.

 

Sin embargo, estas señales de vida son todavía muy débiles en el panismo, al grado de que el único perfil que tiene en estos momentos Acción Nacional es el ya muy desgastado Ricardo Anaya, quien ha retomado sus acostumbrados videos criticando al Gobierno Federal.

 

 

Si bien es cierto que el nombre de Ricardo Anaya sigue vigente en el mapa electoral, es también una realidad que en estos momentos este personaje no tiene el capital político para hacer frente a alguno de los posibles candidatos de Morena.

 

Y es que diversas encuestas de preferencias electorales colocan a Ricardo Anaya muy por debajo tanto de Marcelo Ebrard como de Claudia Sheinbaum, empatando únicamente con Adán Augusto López y superando solo a los aspirantes de Movimiento Ciudadano.

 

Es decir, en un hipotético caso de que de Ricardo Anaya peleara la presidencia, tanto con Marcelo Ebrard como con Claudia Sheinbaum, el panista perdería por aproximadamente 20 puntos porcentuales, mientras que si el candidato morenista fuera Adán Augusto López, Anaya podría incluso perder por 5 puntos.

 

Ricardo Anaya solo derrotaría con amplia ventaja a Luis Donaldo Colosio Riojas y a Samuel García, así como a los posibles candidatos del PRI, Miguel de la Madrid y Miguel Ángel Osorio Chong.

 

 

Faltan dos años para los comicios de 2024; sin embargo, se puede considerar que la oposición y el panismo tiene el tiempo encima para encontrar un perfil adecuado que haga frente a la aplanadora morenista que se presentará en estas elecciones, donde saltan como favoritos.

 

Si es que el PAN y sus aliados PRI y PRD apuestan por Ricardo Anaya, entonces están sobre la hora para crearle una estrategia que cambie la mala imagen que actualmente tiene a la de un político capaz de revertir los errores cometidos por la actual administración, algo que luce sumamente difícil.

Notas Relacionadas