Hoy es el “Día del Papa”, aquí algunos datos sobre este mítico cargo

Foto: Twitter / @Pontifex_es

La figura del papa es una de las más reconocidas internacionalmente, tanto por los creyentes de la fe judeocristiana como para los que no lo son. A pesar de esto, existen muchos misterios que la rodean y que aún son desconocidos por buena parte de la población. Con motivo de la celebración de la fiesta de San Pedro y San Pablo, también reconocida como “Día del Papa” repasamos algunos de los datos más interesantes sobre este mítico cargo.

 

El origen de la palabra ‘papa’

 

Aunque el papa sea considerado el representante de la Iglesia Católica, esta palabra no aparece en ningún momento en la Biblia. Desde la etimología, la palabra viene del griego ‘πάππας’ (papas), que quiere decir sacerdote, obispo o papá. Otra forma de referirse a él es como pontífice, cuya raíz latina ‘pontifex’ hace referencia a los constructores de puentes de la antigua Roma, pues eran considerados personalidades sumamente respetadas.

 

El primer papa de la historia

 

San Pedro es considerado por los católicos como el primer papa de la historia, ya que en la Biblia Jesús le encomienda la tarea de edificar su Iglesia, entendiendo esta como la fe en todo el mundo. Su nombre de nacimiento era Shimón bar Ioná.

 

 

¿Cómo se elige a un papa?

 

Una vez muerto o renunciado el papa en turno, se lleva a cabo un cónclave para determinar quién ocupará su lugar. En estas reuniones, los cardenales emiten su voto en la Capilla Sixtina en papeletas que después serán contadas. Una vez obtenido el resultado, se le pregunta al elegido si desea aceptar el cargo y cuál será su nombre a partir de ese momento. Por último, se libera una fumarola blanca para indicar a los feligreses que la elección ya está hecha. En caso de que ningún candidato haya logrado juntar dos tercios del total de los votos, se lanza una fumarola negra y se reanuda el cónclave.

 

El cambio de nombre por el de los apóstoles

 

A pesar de que actualmente no es obligatorio para los cardenales que se convierten en papas cambiar su nombre, es una tradición que posiblemente se remonta a los tiempos de San Pedro, pues Jesús le otorgó ese nombre al darle la encomienda de edificar su iglesia. Usualmente los cardenales eligen los nombres de los apóstoles o bien una versión latina de su propio nombre. El número romano indica cuántas veces ha sido utilizado.

 

La cruz invertida en la silla del papa

 

A pesar de la creencia popular de que las cruces invertidas son símbolos satánicos que reniegan de Dios, este se trata de una de las iconografías más importantes del Vaticano; ya que representa la forma en que murió San Pedro, quien se rehusó a morir del mismo modo que Jesús y pidió ser crucificado de cabeza. La silla del papa posee una de estas cruces en conmemoración a este suceso.

 

 

La muerte de Juan Pablo I

 

Una de las muertes más turbias ha sido la de Juan Pablo I, asesinado apenas 33 días después de haber tomado el cargo. Existen muchas especulaciones al respecto; sin embargo, una de las más sonadas es la que involucra los vínculos del Vaticano con la mafia italoamericana, pues aparentemente esta usaba las arcas de la Santa Sede para lavar dinero. De manera oficial, el Vaticano lanzó un comunicado donde se especificaba que la causa de muerte fue un infarto agudo de miocardio, por lo que descartó cualquier versión que pudiera comprometer la integridad de la institución.

 

Los antipapas

 

Se considera antipapas a aquellos que, de una u otra forma han intentado usurpar el cargo de papa. De manera similar a los golpes de Estado, estos personajes buscan obtener de forma ilegítima los poderes que dicha jerarquía les confiere. Este tipo de actos fueron comunes durante la Edad Media y en la actualidad la Iglesia Católica solo reconoce canónicamente como papas a 36 de estos individuos. El último fue Félix V, cuyo pontificado abarcó de 1439 a 1449.

 

Su poder político

 

Dado que no solo son figuras de autoridad religiosa, sino también gubernamental, los papas son soberanos del Estado de la Ciudad del Vaticano, por ello, poseen el mismo peso político que un presidente, un canciller o incluso un rey. Esto da pie a ciertas ventajas, como su inmunidad diplomática, la cual los exime de ser juzgados ante cualquier tribunal.

 

 

El soldado Ratzinger o el papa Benedicto XVI

 

El papa Benedicto XVI no solo es conocido por sus ideas conservadoras y por ser el primer papa en 600 años en renunciar a su cargo; también su oscuro pasado como miembro de las filas del ejército nazi despierta curiosidad. Hijo de un padre demócrata cristiano altamente antinazi, el joven Joseph Alois Ratzinger se vio forzado a colaborar con el ejército de Hitler durante sus últimos años de adolescencia; no obstante, es de igual modo uno de los más acérrimos críticos del Tercer Reich.

 

Es posible concluir de todos estos datos lo compleja que resulta la figura del papa, pues es un cargo lleno de matices, que bordean desde lo sagrado a lo inhumano y que provoca admiración y desprecio a partes iguales.

Notas Relacionadas