Políticos jóvenes que han resultado ser una gran decepción

México es una nación que le ha dado poco espacio a los políticos jóvenes en puestos de trascendencia; sin embargo, algunos de los representantes populares de más corta edad han decepcionado por completo a los electores que les dieron un voto de confianza en las urnas.

 

Ejemplo perfecto es lo que sucede en Nuevo León con Samuel García, quien con solo 34 años llegó a la gubernatura de ese estado y en poco tiempo ha hartado a sus gobernados, al grado que en estos momentos este mandatario tiembla debido a que se ha puesto sobre la mesa un proceso para revocarle el mandato.

 

 

Notas Relacionadas