Trump trató de sumarse personalmente al asalto del Capitolio: exasesora de la Casa Blanca

Foto: Twitter / @POTUS45

El comité de la cámara baja de Estados Unidos sigue con la investigación sobre el asalto al Capitolio que ocurrió el 6 de enero de 2021, en este sentido, recientemente se ha revelado que el expresidente Donald Trump y los miembros más cercanos de su equipo eran conscientes de que existía riesgo de violencia por parte de sus seguidores, e incluso, el mismo Trump intentó sumarse a la invasión.

 

Cassidy Hutchinson, una ayudante del entonces jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, ofreció su testimonio y detalló el grado de conocimiento que el expresidente y su equipo tenían sobre las posibilidades de violencia.

 

De acuerdo con Hutchinson, el abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, le aseguró unos días antes del asalto que el 6 de enero iba a ser una “fecha grande”, mientras que su jefe directo, Meadows, confesó que las cosas podrían salir “muy, muy mal”.

 

El mismo 6 de enero, el expresidente pronunció un discurso en el que animó a sus seguidores a que marcharan hacia el Capitolio, como protesta por un supuesto fraude electoral que nunca pudo ser comprobado. Hutchinson reveló que en ese momento Trump fue alertado de que varias personas que querían presenciar su discurso portaban armas de fuego, a lo que él respondió: "no han venido aquí a hacerme daño a mí".

 

 

"Cuando estábamos en la carpa de anuncios fuera del escenario, yo era parte de una conversación. Estaba cerca de una conversación en la que escuché al presidente decir algo como: 'no me importa una mierda que tengan armas. No están aquí para lastimarme'", contó la exasesora.

 

Poco después, cientos de simpatizantes de Trump invadieron la sede del Congreso, en donde se estaba llevando a cabo una sesión conjunta de las dos cámaras para ratificar la victoria electoral de Biden. Cinco personas murieron durante el incidente.

 

Finalmente, Hutchinson contó que luego de dar su discurso, Trump pidió al conductor de su limusina dirigirse al Capitolio para unirse a las protestas de sus seguidores, aunque el conductor se negó. "El presidente dijo algo como 'soy el maldito presidente, llévenme al Capitolio ahora'", señaló la mujer, quien agregó: "el presidente se estiró hacia la parte delantera del vehículo para agarrar el volante. El señor Engel lo agarró del brazo y dijo 'señor, tiene que quitar la mano del volante, vamos a volver al ala oeste, no vamos al Capitolio'".

Notas Relacionadas