Dos Bocas, camino a ser el gran fracaso del sexenio

Foto: Twitter / @RefineriaDosBoc

Este 1 de julio, el Gobierno de México inaugurará oficialmente la Refinería Dos Bocas ubicada en Tabasco, megaproyecto del sexenio lopezobradorista que ha generado muchas dudas debido a que para muchos expertos resulta inviable.

 

Más allá de esto, se esperaba que para la inauguración de dicha refinería se comenzara a trabajar en la producción de combustibles para México, pero esto tendrá que esperar unos años más, pues la inauguración se limitará a las oficinas de estas instalaciones.

 

 

Es decir, la operación de Dos Bocas todavía tardará mucho en darse, pues a decir de algunos trabajadores de la refinería, será hasta dentro de tres años cuando el megaproyecto del presidente Andrés Manuel López Obrador comience a funcionar como se esperaría.

 

Lo anterior deja ver que Dos Bocas operará a toda su capacidad cuando el tabasqueño ya no esté en el poder, dejando al próximo presidente la misión de hacer que esta refinería tenga éxito, algo que se antoja complicado de lograr.

 

A menos que el próximo presidente de México sea de Morena, la refinería Dos Bocas vivirá momentos complicados durante los próximos años, pues si el mandatario que elijan los mexicanos es de otra fuerza política, seguramente este proyecto sería cancelado.

 

De esta manera Dos Bocas apunta a convertirse en el gran fracaso del sexenio, pues se incumplirá el compromiso de tener lista la refinería para que comience a operar desde su inauguración este 1 de julio.

 

 

Cabe recordar que este proyecto presenta ya un insultante sobrecosto, pues la cifra inicial de 8,000 millones de dólares para la construcción de esta refinería, se ha disparado hasta llegar a los 18,000 millones.

 

La “austeridad republicana” pregonada por el presidente López Obrador ha quedado de lado en este proyecto, pues según los contratos de construcción de la obra, ya se había dado un primer aumento en el costo, cuando llegó a los 14,000 millones de dólares.

Notas Relacionadas