Podrían condenar a muerte al chofer del tráiler con migrantes muertos

Foto: Pixabay

El chofer del tráiler hallado en San Antonio, Texas, con 64 migrantes irregulares, de los cuales han fallecido 53, podría recibir cadena perpetua o incluso pena de muerte, advirtió el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

 

La dependencia federal señaló que además del conductor ha arrestado a tres personas más por su involucramiento en los hechos.

 

Identificado como Homero Zamorano, hombre de 45 años originario de Brownsville y residente en Pasadena, ambas localidades de Texas, el conductor fue arrestado el miércoles 29 de junio bajo acusación de tráfico de migrantes resultante en muerte.

 

Una corte federal de distrito será la que determine la sentencia contra Zamorano, advirtió el Departamento de Justicia en un comunicado.

 

Además de Zamorano, fue detenido un joven de 28 años el 28 de junio en Palestina, Texas, por el cargo de conspiración para transportar migrantes ilegales resultante en muerte.

 

El joven, identificado como Christian Martínez, fue vinculado a Zamorano mediante una investigación al teléfono de este último, donde se encontraron comunicaciones para coordinar el traslado de los migrantes, de origen mexicano, hondureño y guatemalteco.

 

Martínez también podría ser sentenciado a pena de muerte o a cadena perpetua, mientras que dos ciudadanos mexicanos, Juan Claudio D’Luna-Méndez y Juan Francisco D’Luna-Bilbao, de 23 y 48 años, respectivamente, también fueron arrestados por el mismo evento criminal.

 

Los mexicanos fueron identificados mediante el rastreo del tráiler utilizado en el tráfico de los migrantes, y al abordarlos policiacamente se les encontraron armas de fuego, detalló el Departamento de Justicia.

 

Estos otros dos sujetos arrestados, además, se encontraban en Estados Unidos de forma ilegal y podrían recibir hasta 10 años de prisión.

 

Cuestionada por diferentes organizaciones civiles e intelectuales, la pena de muerte sigue siendo legal en Texas. El cineasta alemán Werner Herzog elaboró una serie de largometrajes sobre el tema para cuestionar y problematizar esta práctica del sistema de justicia texano, además de expresar su rechazo.

 

La serie de cintas se llama On death row y fue emitida en la televisión británica en 2012.

Notas Relacionadas