UNAM: acoso contra hijo de López Obrador fue parte de un ataque político coordinado

Foto: Xinhua

El hijo del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de nombre Jesús Ernesto López Gutiérrez, fue víctima de un ataque digital derivado de una estrategia coordinada, detectó el laboratorio de análisis digital de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Tlatelolco Lab.

 

Tlatelolco Lab es una herramienta de análisis de comportamientos en redes sociales y el espacio digital perteneciente al Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) de la UNAM, y analizó los ataques verbales contra Jesús Ernesto registrados el viernes 24 de junio.

 

Las agresiones consistieron en difundir la imagen del menor de edad y memes ofensivos y desencadenó el surgimiento de hashtags como #RotoFlan, #JesúsErnesto y #ConLosNiñosNo, identificó el espacio universitario.

 

"El tipo de publicación más frecuente en los hashtags de acoso fue el retweet, lo que muestra que la actividad principal fue la de amplificación de contenido: repetir ideas e imágenes, ya que el acoso es un comportamiento repetitivo que busca atemorizar y humillar", sostuvo la plataforma de la UNAM.

 

Además de las agresiones al hijo del mandatario mexicano, agregó Tlatelolco Lab, los mensajes se vincularon a otros que impulsaron la acusación de que el Gobierno federal está vinculado a grupos del narcotráfico, lo que sugiere que se trató de una estrategia de ataque político.

 

"Esta coordinación entre narrativas se confirma al observar que los hashtags amplificados por estas cuentas, entre los que destacan #MorenaNarcopartido y #Narcopresidente, están también vinculados con los utilizados para acosar al hijo del presidente", abundó.

 

En la maniobra se identificó el involucramiento de 1.800 cuentas que participaron tanto en el ciberacoso contra Jesús Ernesto como en las acusaciones de narcotráfico, con 36 cuentas especialmente activas en ambos casos.

 

También se distinguieron 50 cuentas que publicaron más de 100 tuits en menos de un minuto para posicionar el hashtag #RotoFlan.

 

"Este comportamiento anómalo sugiere la existencia de una estrategia de amplificación y manipulación de tráfico", indicó Tlatelolco Lab en un hilo explicativo de Twitter.

 

"Las cuentas más activas y las que realizaron ráfagas para amplificar las narrativas se organizaron en una comunidad, interactuando de manera coordinada. Esto muestra que, además de amplificar y manipular el tráfico de los hashtags, el acoso y su uso político fueron orquestados", agregó.

 

El Tlatelolco Lab, además, emitió un rechazo al acoso y la incitación al odio y consideró especialmente grave que en esta ocasión se dirigiera en contra de un menor de edad.

 

"Las agresiones en redes impactan en la vida de las personas, por ello nos pronunciamos a favor de una vida libre de violencia y por entornos digitales seguros para todos, especialmente para las infancias", apuntó.

 

El ataque coordinado contra Jesús Ernesto incluso mereció comentarios de propio López Obrador, quien llamó a sus adversarios a enfrentarse con él, pero no con sus hijos, además de señalar que incluso en las verdaderas mafias se respeta a la familia.

Notas Relacionadas