FBI busca a una mujer que estafó a miles de personas con criptomonedas

Foto: Unsplash

Se autoproclamaba una 'cryptoqueen', presumía estar invirtiendo en una moneda digital que competiría con el bitcóin y logró que se aportaran miles de millones de dólares a su proyecto. Sin embargo, ahora la busca la justicia de Estados Unidos y está prófuga desde 2017.

 

Una investigación de la British Broadcasting Corporation (BBC), a cargo del periodista Jamie Bartlett, identificó que la búlgara Ruja Ignatova estafó a miles de personas a través de una red que promovía las inversiones en criptodivisas. Tenía sólo 36 años y operaba desde Londres.

 

Durante un evento en el Wembley Arena de la capital británica, prometió a la multitud que su iniciativa de criptomoneda, OneCoin, se convertiría en la principal del mundo y podrían pagarse servicios con ella en cualquier lado y por cualquier bien o servicio.

 

Fue en 2016 cuando la criptomoneda más famosa del mundo, Bitcoin, comenzó a registrar aumentos de valor que entusiasmaron a los inversionistas, un escenario aprovechado por la mujer búlgara para promocionar su idea, la cual, dijo, desplazaría al bitcoin en sólo dos años.

 

Sólo en Gran Bretaña se invirtieron unos 30 millones de dólares en el proyecto de Ignatova, identificó la BBC. Actualmente, las criptomonedas viven un declive luego de que monedas como Bitcoin o Ethereum perdieran hasta el 70% de su valor.

 

La promotora de OneCoin logró inversiones por 4.000 millones de dólares en decenas de países entre 2014 y 2017, con operaciones en Hong Kong, Noruega, Canadá, Yemen y Palestina.

 

Con una nueva fortuna amasada rápidamente, Ignatova comenzó a gastar su fortuna tras impulsar su criptomoneda en Dubái, Macao y Singapur. En la capital de su natal Bulgaria, Sofía, compró bienes raíces multimillonarias y un centro turístico en Sozopol, en la costa del Mar Negro. También celebraba fiestas en su lujoso yate, donde incluso la cantante pop Bebe Rexha dio un concierto privado.

 

Sin embargo, esta vida de luz y autopromoción terminó en octubre de 2017, cuando la búlgara pasó a la clandestinidad, luego de dejar desatendida una reunión en Lisboa.

 

Registros del Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) del Gobierno de Estados Unidos identifican que voló de Sofía a Atenas el 25 de octubre de 2017, la última identificación que se tiene de ella.

 

 

"Se busca a Ignatova por su presunta dirección de una trama de fraude masivo que afectó a millones de inversionistas en todo el mundo. El FBI ofrece una recompensa de hasta 100.000 dólares por información que conduzca a su detención", indica la agencia estadounidense en su página web.

 

Rumores apuntan a que personalidades búlgaras poderosas la protegen en su país natal. También se dice que reconfiguró su rostro mediante cirugías plásticas que le permiten llevar una vida normal sin ser identificada, o bien se especula que podría vivir en Londres, según la BBC.

 

Igualmente, se sospecha que pudo haber sido asesinada como consecuencia de que su iniciativa tocaba intereses bancarios poderosos, además de vulnerar a inversionistas.

Notas Relacionadas