Hija de periodista asesinado muere a causa de las heridas en el ataque a su padre

Foto: Pixabay

La joven Cintia de la Cruz Martínez, hija del periodista Antonio de la Cruz, asesinado en el estado de Tamaulipas (noreste), falleció a consecuencia de las heridas de bala sufridas en el atentado que acabó con la vida de su padre, reportaron medios nacionales.

 

"Familiares y compañeros del reportero fallecido dieron a conocer la noticia [del deceso] desde el hospital donde se encontraba internada la joven", informó el periódico Milenio.

 

La joven de 23 años luchaba por su vida en un hospital de Ciudad Victoria, de ese estado del noroeste del país, fronterizo con EEUU.

 

Su padre era reportero del periódico Expreso, y vocero del partido político Movimiento Ciudadano (MC, socialdemócrata) en Tamaulipas, indica un informe oficial presentado el 30 de junio.

 

El parte judicial indica que dos sujetos armados se presentan a bordo de una motocicleta y descargan cinco proyectiles de armas de fuego, asesinando a Antonio de la Cruz e hiriendo gravemente a su hija.

 

Sepelio y condena

 

La joven falleció en el Hospital General de Ciudad Victoria, horas después del sepelio de su padre, celebrado el 1 de julio.

 

El ataque fue perpetrado frente al domicilio de las víctimas, con disparos de proyectiles calibre 40 milímetros: cuatro impactaron en el periodista y uno en su hija; los asesinos siguen prófugos.

 

El 1 de julio, la representación en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), que encabeza Michelle Bachelet, condenó el mortífero atentado contra el periodista.

 

"Este crimen ratifica la vulnerabilidad de quienes ejercen el periodismo en el país", dice el posicionamiento escrito del representante permanente de Acnudh, Guillermo Fernández-Maldonado.

 

Los asesinatos de las personas periodistas cometidos en el primer semestre del año, alimentan el temor y zozobra en el gremio periodístico en el país, dice el pronunciamiento.

 

El organismo de la ONU ha documentado los asesinatos de diez personas que se dedicaban al periodismo y de un trabajador de los medios, con una posible vinculación entre las actividades periodísticas de las víctimas y las agresiones sufridas, que colocan a México entre "los países más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo".

 

Para Acnudh "existe honda preocupación por la grave tendencia de ataques contra periodistas" en el país latinoamericano.

 

Fernández-Maldonado señala que el ataque recuerda la "urgente necesidad de abordar esta situación de la manera más sistémica posible, desde la necesidad de reconocer públicamente la labor fundamental que ejercen las y los periodistas en todo estado de derecho, hasta la lucha contra la impunidad".

 

Un informe de la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19, publicado a mediados de mayo de este año, detalla que desde diciembre de 2018, cuando comenzó el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, registra 37 asesinatos de periodistas.

 

Los informes de dos décadas indican que durante la administración de Vicente Fox (2000-2006) ocurrieron 22 asesinatos de periodistas; en la gestión de Felipe Calderón (2006-2012) hubo 48 homicidios de comunicadores; y en el anterior Gobierno de Enrique Peña Nieto fueron 47 homicidios de reporteros.

Notas Relacionadas