Delitos con armas de fuego, serio problema que va en aumento

El uso de armas de fuego para la comisión de algún delito creció en el primer semestre de este año en comparación con el mismo periodo del año anterior, confirmando la necesidad de controlar la posesión ilegal de estos objetos.

 

De acuerdo con datos de la Fiscalía General del Estado, entre enero y junio de 2022 se han contabilizado 432 casos de homicidio, lesiones y feminicidios cometidos con algún tipo de arma de fuego.

 

En el caso de los homicidios, los datos oficiales muestran que en el primer semestre del año se han abierto 275 carpetas de investigación por homicidios dolosos y una por culposo, cometidos con arma de fuego.

 

Por lo que hace a las lesiones, en el mismo periodo se denunciaron 150 casos de lesiones dolosas y dos de lesiones culposas cometidas con el mismo medio.

 

En cuanto al delito de feminicidio, cuatro de los doce asesinatos de mujeres registrados en el referido período se llevaron a cabo con el uso de algún arma de fuego.

 

Entre enero y junio del año pasado los homicidios dolosos de esta misma categoría fueron 209, sin ningún caso culposo con arma de fuego.

 

Las lesiones en el primer semestre del 2021 ascendieron a 171 del tipo dolosas, así como un caso de heridas culposas con los referidos medios.

 

Las cifras de la Fiscalía General del Estado también muestran que entre enero y junio del año pasado se documentaron seis feminicidios cometidos con arma de fuego.

 

Esto quiere decir que en total hubo 387 casos de delitos cometidos con armas, los cuales representan un 11.63 por ciento menos que los que ya se han registrado en la primera mitad de este año.

 

Cabe señalar que en el catálogo de delitos del fuero común hay otros crímenes que pudieron también haberse cometido con armas de fuego, pero no vienen catalogados, pues solamente se dividen en "con violencia" o "sin violencia", como es el caso de los robos.

 

Canje de armas

 

Hace dos semanas el gobernador Miguel Barbosa Huerta participó en una iniciativa de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) con motivo de la destrucción de armas de fuego confiscadas por las fuerzas del orden.

 

 

En su participación, el gobernador Miguel Barbosa abordó el tema del desarme voluntario como una medida para sacar de las calles las armas que carecen de permiso, permitiendo que los poseedores no se hagan acreedores a ninguna sanción.

 

Pero el mandatario también propuso que esto se haga con un beneficio para los participantes, donde el gobernador planteó canjearlas por electrodomésticos o incluso por dinero, para aumentar la participación de la gente.

Notas Relacionadas