Haití registra una nueva muerte por cólera y 111 casos sospechosos

Foto: Xinhua

Las autoridades sanitarias de Haití confirmaron este jueves que otra persona murió como consecuencia del brote de cólera detectado en el país el pasado fin de semana.

 

"111 personas sospechosas de portar el cólera, 11 confirmados, 107 sospechosos en los hospitales y dos fallecidos", indicó el balance del Ministerio de Salud y Población.

 

La cartera agregó que actualmente la enfermedad se concentra en los departamentos Centro y Oeste, la mayoría en este último donde se registran 109 casos sospechosos.

 

En relación a los grupos etarios, 51 personas sospechosas de portar la enfermedad tienen menos de 19 años y 4 menos de un año.

 

 

La franja de edad con mayores reportes es la de 1 a 4 años con 23 en total.

 

La enfermedad llega en un momento en el que Haití sufre un crítico desabastecimiento de combustibles por la acción de las bandas armadas, lo que a su vez ha generado que los servicios de hospitales y grandes potabilizadoras de agua debieran detener la producción.

 

Hasta el momento el brote se concentra en las comunas más pobres de la capital, que cuentan con poco acceso a servicios sanitarios y agua potable, además que se encuentran bajo el control de los grupos armados.

 

Este jueves, la Organización de Naciones Unidas (ONU) abogó por establecer un corredor humanitario que permita la salida de los combustibles de la terminal Varreux, bloqueada hace más de tres semanas por grupos armados que reclaman la renuncia del primer ministro, Ariel Henry.

 

 

El organismo internacional advirtió que la falta de combustibles provocó el cierre de centros de salud, mientras los enfermos crónicos, mujeres embarazadas, niños y recién nacidos son los primeros afectados por la limitación en el acceso a los servicios sanitarios.

 

De continuar la situación, en los próximos tres meses unas 28.900 mujeres embarazadas y más de 28.000 recién nacidos corren el riesgo de no recibir atención sanitaria, mientras que 9.965 complicaciones obstétricas quedarían sin tratar, dijo la ONU.

 

También un grupo de embajadores pidieron el martes permitir la salida de los combustibles del mayor depósito del país y el primer ministro, Ariel Henry, pidió ayuda a la comunidad internacional para evitar que Haití se hunda en una crisis sin precedentes.

Notas Relacionadas