Reino Unido no pedirá a la población ahorrar energía

Foto: Unsplash

El Gobierno británico no pedirá a sus habitantes reducir el consumo de energía, declaró este viernes el viceministro de Energía, Graham Stuart.

 

El operador del sistema energético unificado de Gran Bretaña, National Grid, presentó la víspera un plan, según el cual en el país puede practicarse la sistemática desconexión de la electricidad por tres horas, si en el invierno hace mucho frío y cesan los suministros del gas ruso.

 

Al responder a la pregunta del canal de televisión Sky News sobre si los británicos deben empezar a ahorrar energía, Stuart dijo: "No estamos dirigiendo tal mensaje a la población".

 

El viceministro calificó como "muy importante, audaz y eficaz" la decisión de la primera ministra Liz Truss de congelar a partir del 1 de octubre las facturas de energía para los próximos dos años, con tal de que la factura anual media de gas y electricidad no exceda las 2.500 libras esterlinas.

 

Stuart, al mismo tiempo, puso en tela de juicio la información de que Truss ha rechazado el plan de lanzar una amplia campaña informativa sobre los métodos de ahorro de energía.

 

El periódico The Times comunicó este viernes que el ministro de Energía, Jacob Rees-Mogg, aprobó el plan de tal campaña, pero Truss, en medio de las conmociones que vive el país, se opuso "por causas ideológicas", pretextando que sería una injerencia muy seria en la vida de los británicos.

 

Más tarde, el rotativo The Guardian informó que las autoridades británicas podrían instar a la población a empezar a ahorrar energía por temor a probables desconexiones de la electricidad durante el invierno. Según fuentes de ese medio, ministros debatieron el lanzamiento de una campaña sobre la reducción del consumo de energía, que incluía bajar la temperatura en las viviendas y explotar electrodomésticos en horas nocturnas, cuando la demanda es más baja.

Notas Relacionadas